To kyma

TRAILER TOKYMA RESCUE IN THE AEGEAN SEA from La Kaseta Ideas Factory on Vimeo.

La impactante foto del cadáver de Aylan Kurdi, el niño de tres años que éste verano moría aho-gado en una playa turca, sacude al socorrista español Òscar Camps. Decide dejar atrás su em-presa, su mujer y sus hijos, y viaja hasta Lesbos, una pequeña isla griega a sólo diez quiló-metros de la costa turca. Es uno de los puntos calientes de la crisis de los refugiados, el éxodo más grande desde la Segunda Guerra Mundial. Le sigue su compañero Gerard Canals. Son el embrión de la ONG Proactiva Open Arms, fundada con los 15.000 euros que Camps tiene ahorrados.
No tienen medios y el reto es enorme: cubren diariamente los 17 quilómetros de costa más peli-grosos de la isla, allí dónde las rocas y la mala mar pueden engullir, en minutos, las vidas de los refugiados, muchos de ellos recién nacidos, niños, ancianos y mujeres embarazadas, que llegan en barcazas de goma sobrecargadas, vestidos con precarios chalecos salvavidas y con flotadores. Tienen miedo y muchos no saben nadar.
Equipados únicamente con aletas y vestidos de neopreno, estos socorristas se lanzan diariamen-te al mar para salvar vidas. Su determinación y su profesionalidad suplen la falta de recur-sos. Son los únicos voluntarios de la isla que pueden garantizar un desembarco seguro.
El austero hostal del norte de Lesbos donde duermen se ha convertido en el punto de salvamento de la isla. Desde aquí salen cada día y hasta aquí llegan isleños y otros voluntarios para pedirles ayuda cada vez que vislumbran una barca que se acerca a la costa. Ni el gobierno griego ni las ONG internacionales como MSF o ACNUR a quién Òscar ha pedido ayuda han contesta-do a su petición. Pero se han ganado el respeto de los guardacostas griegos y de la policía europea de fronteras, Frontex, incapaz de frenar la potentísima e imparable red de traficantes turcos que cobran más de mil euros por trayecto a cada refugiado. Ellos también saben que los socorristas son grandes héroes en una pequeña isla.
Su proeza ha dado la vuelta al mundo: medios como la BBC, The Independent, The New York Times, la CNN o Der Sipegel han contado su historia y han reflejado su humanidad. Pero el dinero se acaba y el invierno llega. Si no consiguen fondos, su misión corre peligro. No pueden enfren-tarse al traidor mediterráneo –que se adivina feroz con la llegada del mal tiempo– sin medios. Necesitan más gente, barcas rápidas, luces para nadar de noche, dinero para pagar la estancia y la comida. Las barcas no paran de llegar a Lesbos, una isla olvidad por los gobiernos euro-peos. En sólo tres días de octubre han desembarcado 27.000 personas. Tampoco no llegan las instituciones humanitarias, desbordadas por esta crisis. La misión de los socorristas, vital en la isla, está en peligro.
Su causa, pero, ha conmovido a mucha gente: las donaciones anónimas no paran de llegar, espe-cialmente desde Estados Unidos, donde mucha gente se ha movilizado gracias al activismo del coordinador general de emergencias de la ONG Human Rights Watch, Peter Bouckaert, que después de conocer el trabajo de Òscar y su equipo, ha decidido volcarse en su ayuda.

PRESS

“Es de visión obligatoria para todo aquel que quiera ver realmente el drama de los refugiados que intentan llegar a la isla de Lesbos, una tragedia humana que denuncia la miserja de lo que ni Europa, ni el mundo, quieren ver”

Manuel de Luna, El Periódico

“Las mafias se están lucrando con total impunidad”

20 MINUTOS

“…la calidad audiovisual del proyecto es incotestable. El documental está ejecutado con el mismo rigor y profesionalidad con que Proactiva Open Arms trabaja en las playas de Lesbos.”

“To Kyma es un reportaje cargado de emociones, instantes drmáticos, momentos sobrecogedores… pero nunca cae en quierer potenciarlo con sintonías, montajes épicos ni efectismos estéticos”

Mònica planas, Ara.cat

“To Kyma, un documental necesario”

Revista FOTOGRAMAS

“…Lo que ha hecho Fontseca es enseñarnos, llevarnos a casa las imágenes de nuestra propia degradación. Un día éste documental se transformará en referente. Nuestros hijos verás lo que nosotros, sus padres,a buelos, nunca deberíamos haber permitdiso como europeos, ocmo seres humanos, que pasara.”

Ferran Monegal, El Periódico

ÉXITO DE AUDICENCIA. 350.000 personas ven el documental sobre el drama de los refugiados en Lesbos”

El Periódico